ORDENAMIENTO LEGAL MEXICO

La Importancia del ordenamiento Jurídico Mexicano, en materia fiscal.

“Cuánto más corrupto es el estado, más leyes tiene”

Cornelio Tácito, Historiador y político romano

Para introducirnos en el estudio del Derecho Fiscal, primero debemos de reconocer que las finanzas públicas, son aquellas, donde el Estado se procura de los recursos necesarios para estar en condiciones de sufragar gastos públicos, destinados a satisfacer las necesidades colectivas a su cargo mediante la prestación de los servicios públicos correspondientes, cumpliendo con el Plan Nacional de Desarrollo, que cada sexenio se hace público, teniendo la necesidad de recursos, de la cual surge la actividad financiera del Estado y por lo tanto nace el vínculo entre el Estado y las personas.

Por consiguiente, el Plan Nacional de Desarrollo, es el que da la pauta al Estado cada 6 años, para imponer su voluntad respecto a la recaudación fiscal, y con ello, forjar una primera base para la creación de un ordenamiento en materia fiscal en México.

No obstante, a los recursos que el Estado obtiene de la explotación del patrimonio de las personas, se le denomina sistema tributario, siendo el medio para para estar en condiciones de satisfacer en la medida de lo posible las necesidades colectivas, de todo el pueblo, conforme al Derecho Fundamental del Desarrollo Nacional.

A partir del sistema tributario de cada país, los gobiernos tienen los medios económicos para hacerse llegar de recursos, buscando todo el tiempo -los encargados de gobernar- tener los capitales suficientes para lograr el desarrollo nacional, siendo esta la razón de ser de los impuestos.

Del mismo modo, el sistema tributario nace de las facultades que otorga la Constitución, teniendo, por una parte, la obligación de todas las personas -Artículo 31 Fracción IV- a contribuir al gasto público; De igual forma, se tiene la facultad del poder legislativo, para crear leyes -Artículo 73- que sean de utilidad a la sociedad, que además regulen las contribuciones a las que se tiene obligación por parte de todas las personas.

Enseguida tenemos que las contribuciones son una fuente vital de recursos económicos para la mayoría de los gobiernos por lo que debe existir un ordenamiento jurídico mexicano, donde se defina claramente: Los Sujetos; los objetos, las bases, tasas o tarifas, de los impuestos, toda vez que los pilares fundamentales del Derecho Fiscal están constituidos por el llamado principio de constitucionalidad, el cual, en términos generales, implica una sumisión a las características esenciales del orden jurídico que nos rige, puesto que se enuncia diciendo que no basta con que la relación jurídico-tributaria se rija por lo que previa y expresamente determina la ley aplicable, sino que esta ley debe encontrarse además fundada en los correspondientes preceptos constitucionales o al menos debe evitar contradecirlos. Dicho en otras palabras, siempre debe existir una evidente subordinación de la norma fiscal hacia la norma constitucional que demuestre que se ha dado cumplimiento al expedir la primera, a las reglas que derivan de la jerarquía normativa.

ORDENAMIENTO LEGAL MEXICO

“Consecuentemente, los principios en materia tributaria que aparecen consignados en la Constitución representan las guías supremas de todo orden jurídico-fiscal, debido a que las normas que integran dicho orden deben reflejarlos y respetarlos en todo momento, ya que de lo contrario, asumirán caracteres de inconstitucionalidad y, por ende, carecerán de validez jurídica; estando los afectados por tales disposiciones facultados para interponer el correspondiente Juicio de Amparo, evitando así que les sea aplicada cualquier norma que contravenga los principios rectores que la Ley Suprema consagra” (Arrioja, 1981)

Trabajos citados

Arrioja, A. (1981). Principios constitucionales en materia fiscal. Revista Jurídica Departamento de Derecho de la Universidad Iberoamericana, 229-256.

Gracias por dejar tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.